Litiasis

El 95% de los cálculos se expulsan espontáneamente en 3 o 4 semanas

Extracción de piedra del riñón

La urolitiasis es una enfermedad causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias (uréteres y vejiga).

Los cálculos se forman porque la orina está saturada de sales que pueden producirlos o porque la orina carece de los inhibidores naturales de este proceso.

La forma de presentación es variada desde el típico cólico nefrítico, hasta la hematuria e infecciones urinarias.

Las pruebas diagnósticas que usamos son el Rx simple de abdomen, la ECO abdominopélvica, la urografía endovenosa, el UROTAC y los análisis de orina.

El 95% de los cálculos situados en el uréter se expulsan espontáneamente en 3 o 4 semanas dependiendo de su tamaño y localización con tratamiento médico.

A veces por la uropatía obstructiva es necesaria la derivación urinaria temporal.

⇒ Tratamientos

  • Colocación de doble jota (mediante cistoscopia).
  • Nefrostomía percutánea.

Actualmente entre el 90 - 95% de los cálculos se pueden eliminar mediante procedimientos poco agresivos como la LEOC (litotricia extracorpórea por ondas de choque) o la extracción endoscópica de los cálculos por uretero-renoscopia y lasertricia. En ocasiones se requiere tratamiento quirúrgico como la laparoscopia y la nefrolitototomía percutánea.

Varias medidas dietéticas pueden permitir un mejor control de la enfermedad litiásica, como el incremento de la ingesta hídrica, seguir una dieta no superior a las 2000 Kcal, poca sal, limitar las proteínas animales, los azucares y el alcohol.